¿Las redes sociales están matando a tu empresa?

En una empresa de 25 empleados se puede tener hasta una pérdida de $538,326 pesos anuales.

Estar siempre en línea platicando o leyendo lo que hacen tus conocidos o desconocidos desde cualquier dispositivo parece que es una buena idea, sin embargo, hacer esta práctica en la oficina es altamente riesgoso para la compañía, ya que en lugar de trabajar se desperdicia el tiempo en nada, y esto, anota falta de productividad que a corto plazo ve mermado el negocio.

Cuántas veces hemos entrado a nuestras redes sociales favoritas desde Facebook, Twitter, Instagram, YouTube o Snapchat solo para escribir un post o ver qué hace nuestro ser amado, y el tiempo sigue pasando hasta que nos damos cuenta que no hemos avanzado en ese reporte urgente que nos pidió el jefe, ya es demasiado tarde y no cumplimos con el objetivo.

Un mexicano en promedio pasa 7 horas y 14 minutos conectado a Internet (Estudio Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2016, de la Asociación Mexicana de Internet, AMIPCI). Según fuentes oficiales, el tiempo promedio que un trabajador usa la red laboral para esparcimiento es de 1.4 horas diarias.

Esta necesidad de navegar por un sin número de sitios, de platicar con amigos, con el ser amado, pagar al banco online, comprar en línea o jugar en horas laborales se ha convertido en la actividad preferida del usuario, quien cree que su jefe o superior no se da cuenta, pero que, por ejemplo, en una empresa de 25 empleados se puede tener hasta una pérdida de $538,326 pesos anuales. 

Ahora el entretenimiento, la diversidad de aplicaciones, programas y ciertos sitios web son nuestro obstáculo para trabajar como se debe, además de que demandan diferente ancho de banda, lo que puede dificultar el aprovechamiento de la red.

Por otra parte, si al empleado se le prohíbe manejar Internet en la oficina, seguro no le gustará, por lo que varias compañías han decidido darles acceso en su hora de comida para que naveguen libremente, y regresar al trabajo enfocado en labor específica.

¿Cómo controlar el acceso a redes sociales de manera rápida y eficiente, además de limitar el acceso a cualquier sitio de Internet que el patrón desee? Muy sencillo y funcional con SAINTBLU Web Filter, una solución de filtrado de contenidos en Internet que permite a las empresas administrar de manera eficiente la navegación en todos los dispositivos conectados a la red.

El uso de Internet debe ser restringido o flexible según el tipo de actividad que se desempeñe; por ejemplo, el departamento de Marketing puede tener acceso a redes sociales, sin embargo, si Ventas necesita tener una videoconferencia, entonces se limita el ancho de banda al resto de departamentos para que haya la menor cantidad de fallas posibles.

Ante este panorama, cada día más compañías adaptan las funcionalidades de SAINTBLU Web Filter:

  • Control de Facebook y redes sociales. Podrás controlar el acceso a redes sociales de manera rápida y eficiente, además de limitar el acceso a cualquier sitio de Internet que tú desees.
  • Reportes de navegación. Obtén reportes de navegación del uso de Internet de tus empleados.
  • Optimización de ancho de banda. Agiliza la navegación y ahorra tiempo de espera, elimina alto consumo de ancho de banda o limita la velocidad de Internet a un grupo de personas específicas en tu empresa.
  • Políticas de uso de Internet. Mediante fáciles herramientas de administración como lista negra, lista blanca y control de tiempo podrás hacer cumplir las políticas de uso aceptable de Internet en tu organización.

Sin duda, las redes sociales son buenas para quienes las saben usar en tiempo y forma, pero no son útiles para la mayoría de las áreas en una oficina, por lo que cada día hay más compañías que se suman a la adopción de la solución de SAINT Tecnologías, cuyo costo es tan accesible que en menos de un año se recupera la inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *